Archivos

Fútbol con fronteras. Historia contrafactual de la Copa de Europa (1996-2019)

Con unos cuantos países en estado de alarma y empapados de una psicosis colectiva, hemos cerrado fronteras y nos hemos puesto a mirar con aire de desprecio a aquellos que vienen de fuera. El aburrimiento al que el coronavirus nos ha sometido me ha llevado a tener tiempo para darle vueltas a la cabeza y pensar que habría pasado si Jean Marc Bosman no hubiese denunciado a la UEFA y siguiéramos con una limitación de extranjeros en las plantillas de los equipos profesionales de fútbol.

Si en el fútbol europeo siguiesen existiendo las fronteras.

Ya había comentado en un post anterior que una historia contrafactual es una historia alterna en la que se responde a la pregunta: ¿qué hubiera pasado sí? Se trata de un ejercicio de abstracción y ficción desde un punto de vista histórico.

Para crear la historia contrafactual de la Copa de Europa he tomado como punto de partida la temporada 1996/97, la primera en la que la ley tuvo efecto. La última final de la Liga de Campeones antes de la libre circulación de futbolistas comunitarios se produjo en mayo de 1996 entre la Juventus de Turín y el Ajax de Ámsterdam. Por parte holandesa, sólo Litmanen (finlandés), Finidi y Kanu (nigerianos), disputaron el encuentro, mientras que en los italianos estuvieron Paulo Sousa (portugués), Deschamps (francés) y Jugovic (serbio). Pero sí fue evidente el cambio en la final de 1998 entre Real Madrid y Juve. En los merengues, que llevaban 32 años sin ganar una Copa de Europa, jugaron hasta ocho futbolistas nacidos fuera de España, incluido el montenegrino Pedja Mijatovic, autor del gol de la victoria.

Con el devenir de los años, los clubes europeos fueron incorporando un gran número de futbolistas de la Unión Europea, si bien muchos de ellos ni siquiera mejoraban el nivel de jugadores nacionales a los que cerraron puertas. Aunque con el tiempo se compensó a las canteras con los llamados derechos de formación, esas cantidades no han sido disuasorias para que los equipos más grandes devoren a los pequeños fichando a sus mejores jugadores. Desde que se instauró la Ley Bosman todos los clubes que han ganado la Copa de Europa pertenecen a una de las cuatro ligas más importantes de Europa: España, Inglaterra, Alemania e Italia. La única excepción que confirma la regla es el FC Porto portugués victorioso en 2004.

Otro aspecto a tener en cuenta es el número de los participantes en la Copa de Europa. A raíz de la promulgación de la Ley Bosman, para la temporada 1997/98 se aumentó el número de equipos y se permitió la entrada de los ocho subcampeones de las ligas más potentes de Europa. Para la campaña 1999/00 se consintió por vez primera, y superando diversas rondas clasificatorias, la presencia de hasta cuatro equipos de un mismo país de las cuatro ligas más fuertes del continente, aumentando el número de participantes finales a 32.

Si la Ley Bosman nunca fuese aceptada nada de esto hubiese pasado. Es muy probable que el número de participantes ascendiese a 24 y que estuviesen clasificados los subcampeones de las grandes ligas. Pero hasta ahí llegaría la reforma. Que el cuarto clasificado de España o de Alemania fuese igual o más competitivo que el campeón de Croacia con límite de extranjeros sería más que discutible.

Esto implicaría que AC Milan (2003 y 2007), Liverpool FC (2005 y 2019) y FC Barcelona (2009) no podrían haberse proclamado campeones porque la temporada anterior a sus títulos europeos ni siquiera habían terminado entre los dos primeros en sus respectivas ligas.

Hay un componente de azar del que no nos podemos abstraer. Hay que diferenciar los equipos según coeficiente, realizar sorteos y determinar cruces. Es imposible ser fiel a estos factores. Éste es un fallo de acción que debemos asumir a la hora de realizar esta historia contrafactual. He tenido en cuenta tanto los coeficientes UEFA de los principales equipos en el período 1996-2019, así como he mantenido las restricciones de países y de organizaciones de grupo. Pero soy consciente de que es un ejercicio de ficción. Por lo que he tomado la decisión de que el campeón contrafactual únicamente podrá ser elegido entre los 16 equipos clasificados a octavos de final en cada edición existente, para intentar ajustarme lo máximo posible a la realidad.

Como última consideración hay que determinar el número de extranjeros por plantilla. Aunque antes de la Ley Bosman no existía un criterio uniforme en todas las ligas, lo más habitual era tener tres futbolistas foráneos en el once inicial, así como un cuarto o quinto en plantilla. Me mantendré fiel a la ideal tradicional de 3 extranjeros entre los 11 titulares. De estos conviene suprimir a aquellos foráneos que al haber formado parte de las canteras nacionales tendrían la doble nacionalidad (por ejemplo Lionel Messi), aquellos que por razones familiares también podrían optar a ella (por ejemplo Paolo Montero) o aquellos que por larga trayectoria en el país la habrían obtenido (por ejemplo Roberto Carlos). Aun así hay otros muchos futbolistas (por ejemplo Cristiano Ronaldo) al que he seguido considerando extranjero aun sabiendo que en una historia contrafactual sin Ley Bosman hubiesen adquirido la doble nacionalidad.

Aun así, soy consciente de que estoy realizando un ejercicio de ficción, por lo que he tenido que tomar prestadas ciertas licencias futbolísticas. He determinado onces iniciales y he pronosticado que equipo vencería a cual con la ventaja que me da el paso de tiempo. He tenido que mantener a los ganadores ligueros entre 1996-2019, aún a sabiendas que, al igual que la Liga de Campeones, los títulos de Liga variarían de igual forma al cambiar las reglas de extranjeros.

En esta Copa de Europa contrafactual es más fácil que los equipos repitan entorchado. Obviamente el número de transacciones es más bajo y las plantillas más monótonas, por lo que es fácil que se creen dinastías.

En este juego de ficción hay que tener en cuenta que al reducirse el mercado internacional las transacciones nacionales se verían explotadas. Por citar un ejemplo, los Silva, Fernando Torres, Mata o Fernando Llorente que aceptaron ofertas de otros países es harto complicado que no acabasen firmando o por el FC Barcelona o por el Real Madrid. Estos supuestos no se han tenido en cuenta. Sin embargo, sí que me he permitido ciertas licencias como mantener a ciertos jugadores en sus equipos de origen durante un par de años más. Es el caso de Götze o Lewandowski, futbolistas que serían muy difíciles de retener por el Dortmund, pero que en un mercado capado es seguro que lo harían a mediana edad, y no al inicio de sus carreras.

No ha sido sencillo. Y ha llevado unas cuantas horas (todo gracias al coronavirus). Pero ahí va el resultado final. Los extranjeros están marcados en cursiva:

1996/97 Borussia Dortmund / Klos; Köhler, Sammer, Kree. Reuter; Lambert, Paulo Sousa, Heinrich, Möller; Riedle y Chapuisat.  

1997/98 Juventus FC / Peruzzi; Torricelli, Montero, Iuliano, Di Livio, Pesotto; Deschamps, Davids, Zidane; Inzaghi y Del Piero.

1998/99 Bayern Munich / Kahn; Babbel, Kuffour, Linke, Tarnat; Matthaüs, Jeremies, Effenberg; Basler, Jancker y Scholl.

1999/00 Real Madrid / Casillas; Salgado, Iván Campo, Hierro, Karanka, Roberto Carlos; Helguera, Redondo, Mc Manaman; Raúl y Morientes.

2000/01 Real Madrid / Casillas; Salgado, Hierro, Karanka, Roberto Carlos; Figo, Makelelé, Guti, Mc Manaman; Raúl y Morientes.

2001/02 Real Madrid / Casillas; Salgado, Hierro, Helguera, Roberto Carlos; Figo, Makelelé, Guti, Zidane; Raúl y Morientes.

2002/03 Juventus FC / Buffon; Birindelli, Thuram, Ferrara, Zambrotta; Camoranesi, Tacchinardi, Conte, Nedved; Del Piero y Trezeguet.

2003/04 FC Porto / Vitor Baia; Paulo Ferreira, Jorge Costa, Carvalho, Nuno Valente; Deco, Alenichev, Costinha, Maniche; Derlei y Carlos Alberto.

2004/05 FC Barcelona / Valdés; Puyol, Oleguer, Piqué, Fernando Navarro; Xavi, Gerard, Deco; Ronaldinho, Eto’o e Iniesta.

2005/06 Olympique Lyon / Coupet; Reveillere, Cris, Clerc, Abidal; Pedretti, Diarra, Juninho Pernambucano, Malouda; Benzema y Govou.

2006/07 AS Roma / Curci; Panucci, Ferrari, Méxes, Casetti; Mancini, Aquilani, De Rossi, Perrotta; Totti y Montella.

2007/08 Manchester United / Foster; Brown, Ferdinand, O’Shea, Evra; Carrick, Scholes, Giggs; Cristiano Ronaldo, Rooney y Tévez.

2008/09 Bayern Munich / Butt; Lahm, Van Buyten, Demichelis, Badstuber; Ribery, Borowski, Schweinsteinger; Thomas Müller, Klose y Podolski.

2009/10 Bayern Munich / Butt; Lahm, Van Buyten, Badstuber, Contento; Ribery, Schwesteinger, Robben; Thomas Müller, Klose y Mario Gómez.

2010/11 FC Barcelona / Valdés; Dani Alves, Puyol, Piqué, Abidal; Busquets, Xavi, Iniesta; Pedrito, Villa y Messi.

2011/12 FC Barcelona /Valdés; Dani Alves, Puyol, Piqué, Abidal; Busquets, Xavi, Cesc; Iniesta, Villa y Messi.

2012/13 FC Barcelona / Valdés; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets, Xavi, Cesc; Iniesta, Villa y Messi.

2013/14 Borussia Dortmund / Weindenfeller; Piszczek, Friedrich, Hummels, Schmelzer; Bender, Kehl, Gündogan; Götze, Lewandowski y Aubameyang.

2014/15 FC Barcelona / Ter Stegen; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets, Xavi, Iniesta; Pedrito, Luis Suárez y Messi.

2015/16 Bayern Munich / Neuer; Lahm, Boateng, Tasci, Badstuber; Ribery, Rode, Kimmich, Robben; Thomas Müller y Lewandowski.

2016/17 Paris Saint Germain / Areola; Aurier, Kimpembe, Thiago Silva, Kurzawa; Verratti, Rabiot, Matuidi; Ben Arfa, Cavani y Mbappé.

2017/18 Real Madrid / Kiko Casilla; Carvajal, Ramos, Nacho, Marcelo; Modric, Isco, Ceballos; Asensio, Benzema y Cristiano Ronaldo.

2018/19 AFC Ajax  / Onana; Veltman, De Ligt, Blind, Tagliafico; De Jong, Van de Beek, Schöne; Kluivert, Tadic y Ziyech.

Como se puede observar los grandes damnificados serían los conjuntos ingleses. La Premier se ha convertido en la competición más potente del mundo y sus equipos están plagados de jugadores foráneos. Arsenal, Chelsea o Liverpool apenas han contado con futbolistas británicos en su once inicial. Lo mismo sucedió con el Calcio italiano en la primera década del siglo XX y, en menor medida, en la Liga española. El FC Barcelona se sustentó durante años gracias a una gran camada de canteranos, no así el Real Madrid glorioso del último lustro.

De todos modos, el músculo financiero y la lógica capacidad maltusiana de los países con más habitantes hacen inviable que conjuntos como el Steaua de Bucarest o el Estrella Roja puedan reverdecer laureles. Sin embargo, países del segundo escalafón futbolístico como Portugal o Países Bajos pueden mantener a sus estrellas en plantilla y con una buena generación asaltar el trono europeo.

Seguramente los casos más chirriantes en esta historia contrafactual sean los de Olympique de Lyon y AS Roma. Los franceses ganaron su liga entre 2002 y 2008 de forma consecutiva y fueron habituales en las rondas finales europeas en aquellos años. En 2006 fueron eliminados en cuartos de final por un AC Milan plagado de extranjeros, igual que los dos finalistas de aquel año; FC Barcelona (sólo 3 españoles en el once inicial) y Arsenal (sólo 2 ingleses).

Más llamativo puede ser el caso de la AS Roma la temporada siguiente. Pero es que ni Liverpool FC ni AC Milan podrían haber jugado aquella final al no acabar entre los dos primeros en sus respectivas ligas. Los otros semifinalistas de aquella temporada fueron el Manchester United y el Chelsea, cargados de futbolistas no británicos en sus onces iniciales. Aquel año sólo el Bayern podría toserle a una AS Roma que de la mano de Totti vivía uno de los mejores momentos de su historia.

De este modo, el palmarés contrafactual de la Copa de Europa sería el siguiente:

1. Real Madrid 10 (en la realidad 13)

2. Bayern Munich 7 (en la realidad 5)

3. FC Barcelona 6 (en la realidad 5)

4. AC Milan 5 (en realidad 7)

4. Ajax Ámsterdam 5 (en la realidad 4)

5. Juventus FC 4 (en la realidad 2)

5. Liverpool FC 4 (en realidad 6)

6. Borussia Dortmund 2 (en la realidad 1)

6. FC Porto 2 (en la realidad 2)

6. Inter Milan 2 (en la realidad 3)

6. Manchester United 2 (en realidad 3)

6. SL Benfica 2 (en realidad 2)

6. Nottingham Forest 2 (en realidad 2)

7. Paris Saint Germain 1 (en realidad 0)

7. Olympique Lyon 1 (en realidad 0)

7. AS Roma 1 (en realidad 0)

7. Celtic Glasgow, Hamburgo, Steaua Bucarest, Olympique de Marsella, Feyenoord, Aston Villa, PSV Eindhoven y Estrella Roja 1 (en realidad 1)

“Quiero que el Real Madrid lo gane todo. Pero con que gane la Copa de Europa me sirve”. Julio Iglesias, celebridad musical y aficionado del Real Madrid.


¿Quieres recibir un email cada vez que se publique una entrada nueva?

2 commentarios

  1. Adri

    on

    Responder

    Muy fan de tud historias contrafactuales… Y fan, en general de tu trabajo, especialmente en estos tiempos de encierro, donde tus articulos se agradecen como agua de mayo. Mis felicitaciones sinceras y a seguir, espero impaciente el proximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.